ALAVÉS B 3 – REAL SOCIEDAD B 2

El Alavés B afrontaba un nuevo partido clave en el campeonato para evitar caer a puestos de promoción de descenso o descenso directo, y en esta ocasión ni más ni menos que contra la Real Sociedad B, conjunto que se ha movido durante muchas jornadas en puestos de liguilla de ascenso. En esta ocasión, y ante un rival con clara apuesta de fútbol ofensivo y dinámico, los pupilos de Iñaki Alonso desplegaron su mejor juego y derrotaron con justicia y brillantez a los donostiarras.

 

La contienda comenzó con dominio visitante y varias aproximaciones al área alavesista, sobre todo por las bandas por medio de los peligrosos Mouhamed y Lobete. Pese a este sufrimiento inicial, los locales reaccionaron con solvencia y aplicaron una asfixiante presión adelantada que colapsó la salida de balón guipuzcoana, sobre todo gracias a un incansable Andrei Lupu. En el minuto 24 el Alavés B obtuvo el premio a su insistencia con el gol de Paulino de la Fuente, que tras salir en contraataque consiguió hacerse el espacio para conectar desde fuera del área un latigazo que se coló junto al palo derecho de la puerta de Zubiaurre. Este gol vino de perlas a los albiazules, que continuaron asediando a los donostiarras. Poco después, en el minuto 30, Andrei recogió un centro pasado y volvió a colgar el balón al segundo palo, donde Erik cabeceó majestuosamente para volver a adelantar a su equipo.
Si bien el 1-0 animó al Alavés B, parece que el 2-0 provocó el efecto contrario, y en los últimos minutos de la primera parte el Sanse dispuso de hasta tres buenas ocasiones. Jiménez mandó un centro pasado que devolvió Mouhamed al punto de penalti pero Lobete remató alto. En las postrimerías fueron las otras dos, y muy claras: en el 44 Veiga recogió un pase largo y chutó desde dentro del área pero se encontró con Gonzi, y solo un minuto después tras una triangulación recogió Gorostidi en el interior del área, pero su disparo fue repelido nuevamente por Gonzi con una gran intervención.
La segunda parte comenzó con un Alavés B brioso que buscaba sentenciar. Y a punto estuvo Andrei cuando se plantó ante Zubiaurre tras recibir de Radulovic, quien astutamente le sirvió de cabeza, pero el rumano golpeó con excesiva fuerza y el esférico salió por arriba. Sin embargo, y cuando menos lo parecía, fue la Real B la que acortó distancias por medio de Lobete en el minuto 54. El extremo finalizó un contragolpe forjado por su equipo tras aprovechar una jugada a balón parado alavesista. Tras este tanto, los donostiarras adelantaron líneas y daba la sensación de que se iban haciendo poco a poco con el partido. Pese a ello, los de Iñaki Alonso se rehicieron y volvieron a percutir mediante Paulino, Andrei y Rodríguez. El panameño fue una pesadilla para Veiga, si bien careció de precisión en varios centros. De todas maneras, las llegadas albiazules eran constantes y muchas terminaban en falta o córner. Y tras un saque de esquina se produjo el 3-1 en el minuto 74, cuando Genís remató con maestría un buen envío de Pablo Álvarez.
No sufría el Alavés B pero el final se complicó sobremanera, ya que en el 88 Aldasoro aprovechó un grave error de Gonzi para instalar el 3-2, y en el 91 Paulino fue injustamente expulsado tras ver dos tarjetas amarillas en dos minutos. Sin embargo, no hubo más sobresaltos y los locales se quedaron con tres puntos importantísimos. Los pupilos de Iñaki Alonso repetirán en Ibaia el próximo con la visita del potente Valladolid Promesas.

FICHA DEL PARTIDO

Alavés B: Gonzi, Víctor, Erik, Genís, Bengoetxea, Gualda, Pablo Álvarez, Paulino, Radulovic (Elejalde, 83′), Rodríguez ( Sarriegi, 89′) y Andrei ( Mahmoud, 71′).

Real B: Zubiaurre, Veiga, Zubimendi, Arambarri, Jiménez, Blasco, Ezkurdia, Mouhamed ( Alkain, 55′), Gorostidi ( Navarro, 70′), Lobete y Djouahra ( Aldasoro, 80′).

Goles: 1-0, minuto 23, Paulino. 2-0, minuto 30, Erik. 2-1, minuto 54, Lobete. 3-1, minuto 74, Genís. 3-2 minuto 89, Aldasoro.

Árbitro: Montes Garcia-Navas. Por el Alavés B mostró tarjeta amarilla a Gualda, Andrei y Paulino, a este último en dos ocasiones con su consiguiente expulsión. Por la Real B
vio amarilla Arambarri.